viernes, 10 de julio de 2009

Cuento clásico de la india

El tigre que balaba

Al atacar a un rebaño, una tigresa dio a luz y poco después murió. El cachorro creció entre las ovejas y llegó él mismo a tomarse por una de ellas, y como una oveja llegó a ser considerado y tratado por el rebaño. Era sumamente apacible, pacía y balaba, ignorando por completo su verdadera naturaleza. Así transcurrieron algunos años.

Un día llegó un tigre hasta el rebaño y lo atacó. Se quedó estupefacto cuando comprobó que entre las ovejas había un tigre que se comportaba como una oveja más. No pudo por menos que decirle:

--Oye, ¿por qué te comportas como una oveja, si tú eres un tigre?

Pero el tigre-oveja baló asustado.

Entonces el tigre lo condujo ante un lago y le mostró su propia imagen.

Pero el tigre-oveja seguía creyéndose una oveja, hasta tal punto que cuando el tigre recién llegado le dio un trozo de carne ni siquiera quiso probarla.

--Pruébala -le ordenó el tigre.

Asustado, sin dejar de balar, el tigre-oveja probó la carne. En ese momento la carne cruda desató sus instintos de tigre y reconoció de golpe su verdadera y propia naturaleza.

El Maestro dice: El ser humano común está tan identificado con la burda máscara de su personalidad y su ego que desconoce su genuina y real naturaleza.

Hay constantes universales en las que nosotros no podemos decidir, pero todo lo que no sea éso, sí que es decisión nuestra. Las cosas se caen por el efecto de la gravedad, pero sabiendo eso no puedo culpar a nadie de que se me caiga un vaso al suelo. Todo el mundo tiene potencialmente la culpa de mis desgracias, pero el único que nunca tiene la culpa soy yo. Esa es la conducta de la oveja. No no acepto que soy parte del problema, nunca podré ser parte de la solución.

El tigre acepta su libertad y su responsabilidad, eso no le garantiza el éxito, pero es consciente que sólo él puede decidir. De lo contrario lo hará otro y eso sería dejarse dominar.

¿Tú qué quieres ser, oveja o tigre?



4 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Si es muy bueno ya lo había escuchadro o leído. Da lugar a la reflexión
besos y amor
je

Mª JOSE. dijo...

LO CONICIA LOBO Y COMO ALMA DE LOBO TENGO..SIEMPRE SERE TIGRE Y ACEPTARE Y CATARE MIS RESPONSABILIDADES CON TODAS SUS CONSECUENCIAS.
MIL BESOS LOBO, DE OTRO LOBO.MJ

Jim dijo...

Espero que el Tigre, tras aceptar su libertad y responsabilidad, no se zampara a todas sus hermanas-ovejas, jejeje.
Yo creo que tenemos que luchar por nuestra personalidad, e intentar ser fieles a nuestros principios. Debemos alegrarnos, y enorgullecernos, de nuestros logros. Al igual que debemos resignarnos, y aceptar, nuestras derrotas de una forma noble.
Yo soy tigre: pero jamás permitiría que otro tigre se comiera a una oveja.

Saludos
Jim

Rebeca Zuñiga dijo...

Hola, gracias por el post, te comparto este video animado que narra esta historia http://www.youtube.com/watch?v=5EhzcM8Wy60