viernes, 19 de junio de 2009

PERMITIDME TUTEAROS, IMBÉCILES

Artículo de Arturo Pérez-Reverte publicado en XL-Semanal.


PERMITIDME TUTEAROS, IMBÉCILES


Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros -aquí matizaré ministros y ministras- de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros -el tuteo es deliberado- a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.


Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la LOGSE de Maravall y Solana -que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Núremberg cultural-, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Aznar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien>> y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.


Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente –recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española-. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos»
Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p’alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.
Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil, que un malvado.

15 comentarios:

Sakkarah dijo...

Creo que lleva razón. Es triste todo lo que hay por hacer, y nunca se hace. Todo lo que se promete, y nunca se cumple.

Un beso.

sedemiuqse dijo...

pues lo has dicho todo.
besos y amor
je

El Sombrerero Loco dijo...

Totalmente cierto, al 100%. Yo me tiro de los pelos cuando mi sobrina de 9 años viaja a Andalucia conmigo y mi madre a visitar a la familia y se empieza a partir porque hablan castellano y no lo entiende!!! porque todo lo hace en catalán, y la asignatura de castellano, pues 1h en semana, pero eso sí, explicada en catalán, precioso... ya de historia o geografía ni hablemos, para que? con los profes que tenía yo de historia que lo vivían de tal manera que no podías hacer más que meterte de lleno en lo que contaban. Pero eso sí, hagamos ética, ciudadanía, tutorías, y catalán, mucho catalán, de paso que les enseñen a cultivar 4 hortalizas para que tengan qué comer si llegase el día de una independencia...

Thomas dijo...

Sí Lobo, cuando tengo ocasión leo a A. P. Reverte y casi siempre pone el dedo en el ojo. Por cierto, ¿de que partido político es? ¿Será que no es de ninguno?
Lo penoso, triste y repugnante es la cobardía de los políticos que en su huida hacia adelante culpan siempre al otro.

Leinad23 dijo...

Toma, no se mordió la lengua, pero la verdad es que hacía falta.
Saludos

Leinad23 dijo...

Ahora, sin ánimo de polemizar, lo que le pasa a tu sobrina es que es una maleducada...
Primero y antes de nada, que quien se atreva a entrar en el debate de cataluña y españa primero tiene que conocer su historia, no se puede hablar por hablar...
Y el castellano no está en catalan y además son horas por semanas al igual que las matematicas...
Con comentarios como el tuyo así van las cosas....
Y perdonar por mi comentario, pero ya cansa

AdP dijo...

El modelo de educación que este país requiere no daría resultados en un plazo inferior a cuatro años. Harían falta tantos como los que necesita un alumno en cursar la primaria, la secundaria, el bachillerato y los estudios universitarios. ¿Qué político actual sería tan inocente como para apretar las tuercas al sistema e invertir los millones de euros que hacen falta sabiendo fehacientemente que no van a existir ni datos favorables ni informes positivos que pueda usar a su favor en la campaña electoral que da paso a las elecciones previas a la siguiente legislatura?

Saludos.

El lobo estepario dijo...

Gracias Sakkh, muy cierto pero los políticos sólo viven el corto plazo, desgraciadamente.

Un beso

El lobo estepario dijo...

Hola sedemiuqse, todo dicho,

Un fuerte abrazo.

El lobo estepario dijo...

Hola sombrero loco, desgraciadamente los políticos utilizan las lenguas para acotar, delimitar, diferenciar...juego sucio, muy sucio. Y yo si que vivo en catalunya para opinar. Y es triste que alguiém me tenga que decir cómo tengo que expresarme. O si mis hijos han de hablar en catalán, o en kurdo en la hora del recreo. Patético...

Un abrazo.

El lobo estepario dijo...

Hola Thomas, hoy en día ser partidista es un atraso, pero así estamos... Muy cierto, ellos a lo suyo, calentando la poltrona.

Un abrazo.

El lobo estepario dijo...

Hola Leinad23, no hay polémica, lo que hay es mucha mala leche por parte de los pòlíticos. Y nosotros tristemente entramos al trapo. Ya lo decía Maquiavelo, divide y vencerás.

Un abrazo.

El lobo estepario dijo...

Hola AdP, gracias por tus aportaciones, siempre tan certeras. Ellos van de cuatro en cuatro y tiro porque... me votan.

Un abrazo.

Jim dijo...

Jajaja, que bueno. Los pone a todos en su sitio! Reparte a diestro y siniestro!! Que bueno. Verdades como puños!

Me ha encantado! Si ya consideraba a Pérez-Reverte "un tio grande" ahora lo es mas!jajajaja.

Saludos
Jim

Cristina dijo...

Reverte es mi héroe, a pesar de que si lo tuviera delante no podria evitar hacerle una pregunta- reproche, sobre como no le partió la cara al neardental que comenta en su artículo: "los perros del pepé", aunque comulgo absolutamente con su forma de sentir, y pienso que es muy valiente, creo que ahí se comportó como un cobarde... si yo hubiera presenciado algo así hoy estarí en la carcel, no se como pudo dejarlo pasar...
(pongo un parrafo para situaros sobre el artículo: "Una vez, cuando era niño, un pastor tiró delante de mí un perro al pozo de una mina. Le ató una cuerda al cuello, amarró un trozo de hierro viejo de las vías del ferrocarril, lo llevó hasta el agujero -el pobre animal trotaba alegremente a su lado, sin saber lo que le esperaba- y allá se fue el perro, arrastrado por él peso. Lo oí aullar al caer, y todavía, mientras tecleo estas palabras, sigo oyéndolo. Se estaba volviendo loco, me dijo el pastor, y zanjó el asunto. Hasta ese día; el pastor, un hombre joven y rubio con el que yo charlaba a menudo cuando iba a jugar al monte y me lo encontraba, había sido amigo mío. Me enseñó algunas cosas que todavía recuerdo sobre hierbas, cabras, ovejas y perros ovejeros, y tengo en la cabeza el chasquido de su navaja cuando, a la sombra de una higuera, compartía conmigo rodajas de pan, queso y un vino muy áspero de la bota que siempre llevaba. Nunca supe su nombre, o tal vez lo olvidé a partir de ese día. Tampoco volví a acercarme a él. Después de aquello, cuando lo veía de lejos, él levantaba una mano para saludarme, y yo levantaba también la mano. Pero seguía mi propio camino.)

Respecto a este artículo, chapó
Besos