lunes, 22 de junio de 2009

Transformando nuestra ira.

Todos los días la vida nos pone a prueba. No son pocas las ocasiones en las que nos gustaría partirle la cara a alguién...sobre todo a nuestros amigos los políticos, pero esa no es la solución. Entraríamos en su juego y nos sacarían de nuestra paz y equilibrio interior.

Os dejo una preciosa anécdota que le sucedió a Buda:

En una ocasión, un hombre vino a Buda y le escupió a la cara. Sus discípulos, por supuesto, estaban enfurecidos. Ananda, el dis­cípulo más cercano, dirigiéndose a Buda, dijo:
—¡Esto pasa de la raya! —Ananda estaba rojo de ira.
Y prosiguió:
—¡Dame permiso para que le enseñe a este hombre lo que aca­ba de hacer!
Buda se limpió la cara y dijo al hombre:
—Gracias. Has creado un contexto en el que he podido com­probar si todavía puede invadirme la ira o no. Y no puede. Y te estoy tremendamente agradecido. Y también has creado un con­texto para Ananda: esto le permite ver que todavía puede inva­dirle la ira. ¡Muchas gracias! ¡Te estamos muy agradecidos! Y de vez en cuando, estás invitado a venir. Por favor, siempre que sientas el imperioso deseo de escupirle a alguien, puedes venir a no­sotros.


La ira no es mala, no la reprimas, usa su energía para hacer el bien, transfórmala en creatividad. No la malgastes abofeteando a nadie.

7 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Me gusta la entrada, me gustan tus entradas.
La ira es un sentimiento natural que debemos dejar fluir sin dañar. Y debemos dejar que fluya para que no acabe convirtiendose en odio.
El odio no es un sentimiento natural.
besitos y amor
mucho
mucho
je
je
je

Mª JOSE. dijo...

MUY BUENA ENTRADA,LOBO,AUNQUE A VECES ,ESE DESEO NATURAL,SALGA SIN DARNOS CUENTA.
PD:TIENES PREMIOS EN MI ENTRADA DEL DOMINGO.
BESOS.MJ

Cristina dijo...

¡ja!, que bueno... solo que la reacción tiene truco... ¿te imaginas la cara del que le escupió?, seguro que le salía humo de las orejas, ja,ja,ja En realidad las bofetadas que no se dán duelen más creo yo. Besos

Jim dijo...

Muy buena cita para meditar sobre el tema. Pero creo que me costaría mucho "apaciguar" mi ira ante tal acto. . . .

No soy una persona agresiva. Ni guardo odio dentro de mí. Pero creo que todos tenemos nuestros límites. . . y si te escupen a la cara. . . .es algo muy fuerte como para reprimirte.

Saludos
Jim

PD: Siento ser la nota discordante. Pero te prometo que no lo hago aposta.

Cristina dijo...

No lo sientas Jim, te damos las gracias, creas contextos en el que podemos comprobar si hemos entendido, si todavía puede invadirnos la duda o no, y no puede. También has creado un contexto para otros en el que les permites ver que todavía puede invadirles la duda. Te estamos muy agradecidos. Porfavor siempre que sientas el imperioso deseo de disentir acude a nosotros.
......... je,je,je, perdon no he podido evitarlo ;)

Jim dijo...

Jejeje

Sakkarah dijo...

Supongo que como no será posible dominarla del todo, lo mejor es canalizarla, sí.

Un beso.