domingo, 9 de agosto de 2009

Ser humano: diagnóstico grave


Las manifestaciones colectivas de la locura asentada en el corazón de la condición humana constituyen la mayor parte de la historia de la humanidad. Es, en gran medida, una historia de demencia. Si la historia de la humanidad fuera la historia clínica de un solo ser humano, el diagnóstico sería el siguiente:

desórdenes crónicos de tipo paranoide, propensión patológica a cometer asesinato y actos de violencia y crueldad extremas contra sus supuestos "enemigos", su propia inconciencia proyectada hacia el exterior; demencia criminal, con unos pocos intervalos de lucidez.
El miedo, la codicia y el deseo de poder son las fuerzas psicológicas que no solamente inducen a la guerra y la violencia entre las naciones, las tribus, las religiones y las ideologías, sino que también son la causa del conflicto incesante en las relaciones personales. Hacen que tengamos una percepción distorsionada de nosotros mismos y de los demás. A través de ellas interpretamos equivocadamente todas las situaciones, llegando a actuaciones descarriadas encaminadas a eliminar el miedo y satisfacer la necesidad
de tener más: ese abismo sin fondo que no se llena nunca.

Eckhart Tolle

4 comentarios:

Thomas dijo...

Deambulamos en los extremos. Dementes causando dolor; gente maravillosa entregándose a los demás. La balanza se puede desnivelar en uno u otro sentido. Pongámonos la inmensa mayoría en la de los justos hasta que los otros en exigua minoría queden fuera de ella para siempre.
¿Esta historia es la de nunca acabar?
Un saludo cordial.

sedemiuqse dijo...

Con lo fácil y sencillo que sería todo. Pero parece que nos encantan las complicaciones y los drámas.
besos y amor
je

Sakkarah dijo...

Cierto es que hay seres humanos con esa tendencia, y que el ansia de poder hace que todo lo corrompan; pero no todo es así.

Hay seres humanos que apuestan por la paz y el amor.

Un beso.

Sakkarah dijo...

Hay algo para ti en mi blog...

Un beso.