martes, 30 de junio de 2009

La Escuela de los Animales

Los animales se reunieron un día en el bosque y decidieron crear una escuela.
La junta directiva la formaron un conejo, un pájaro, una ardilla, un
pez y una anguila. El conejo insistía en que una de las asignaturas fuera correr.
El pájaro insistía en que una de las asignaturas fuera volar. El pez insistía en que nadar fuera una de las asignaturas y, la ardilla, en que la subida a los árboles en perpendicular era una materia imprescindible. Juntaron todas esas cosas e hicieron el plan de estudios. Insistieron mucho en que todos los animales dieran todas las materias.

Para el conejo, que sacaba sobresaliente en correr, la subida a los árboles en perpendicular constituía un auténtico problema. No hacía más que caerse de espaldas. Al cabo de poco tiempo le dio una especie de derrame cerebral y ya no pudo volver a correr. Se encontró con que, en vez de sacar «Sobresaliente» en correr, estaba sacando «Bien» y, por supuesto, seguía sacando «Suspenso » en la subida en perpendicular.

El pájaro era buenísimo en vuelo pero cuando le tocaba arrastrarse por el suelo ya no lo hacía tan bien. No hacía más que romperse el pico y las alas. Al cabo de poco tiempo sacaba «Bien» en vuelo y «Suspenso» en correr y sufría lo indecible con la subida a los árboles en perpendicular.

Al final, el animal que terminó siendo el mejor de la clase fue la tonta de la anguila que lo hacía todo a medias. Sin embargo, los profesores estaban muy contentos porque cada alumno daba todas las materias y lo llamaron «educación integral».

La inteligencia se elima al intentar imitar a los demás. Perdemos todo nuestro potencial intentando ser alguien que no somos. No hay nada más feo que intentar que todo el mundo sea igual a todo el mundo.

4 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Muy buena.... como las estaciones del año cada una tiene su encanto.
Si es cierto.

Somos muy cómodos y dejamos que piensen los demas por nosotros. en fi
besos y amor
je

El lobo estepario dijo...

Hola Sedemiuqse, los cómodos se mueren de aburrimiento...

Un abrazo.

sidharta dijo...

Muy buena entrada. El imitar empieza a ser enfermizo cuando ponemos a los demás por delante de nosotros, cuando es ya una carencia de autoestima. La imitación te hace sentirte más unido al grupo, a la sociedad, eso en principio no es malo. Pero a la larga lo que ganamos en seres sociales lo perdemos en individualidad.
Un abrazo a todos.

Jim dijo...

Nos obligan a saber de todo en vez de potenciar nuestras virtudes. Hay personas a las que se las da bien las letras y otras las ciencias, pero por culpa del sistema grandes genios se habran quedado por el camino. . . . que lastima.

Saludos
Jim