jueves, 15 de enero de 2009

Que bien huele el presente

Que maravilloso el invierno en esta fría estepa. Cuan solitario y tranquilo me siento. Ahora tumbado ante los primeros rayos de sol, suspiro y recuerdo los primeros años de mi niñez. Todo era alegría, no existía el futuro, no existía el pasado. Solo jugar, saltar, pelear delicadamente con los otros lobeznos. Los días eran largos, el presente infinito. Un maravilloso aroma lo envolvía todo, la dicha era constante. ¡Claro que me caía y lloraba!, pero se quedaba en el pasado y la fragancia continuaba. Los problemas se perdían en el ayer, y la vida continuaba en el hoy.

Ahora cuando todos son adultos sus caras son tristes, malhumoradas. La fragancia se ha convertido en pestilencia. Sus problemas del ayer comienzan a pesar demasiado, es una carga brutal. Miran al futuro con cansancio. Ya no saben donde meter sus preocupaciones. Han olvidado el presente, están entre el ayer y el mañana ,ya no se acuerdan de hoy. Ya no saben lo que es vivir...

¿ Dónde están los alegres lobeznos ?

5 comentarios:

Neifi Azcorra dijo...

por que lobeznos somos, lobeznos seremos..

porque la luna se dio cuenta..
sus lobeznos estan muriendo
por que la luna llora..
sus lobeztos estan gimiendo
porque la luna quiere bajar
vivir y mamantarnos porque de ella
somos y le duele vernos sufrir...

El lobo estepario dijo...

El lobo estepario nunca mira hacia atrás. Su sitio es seguir caminando...
Camina Neifi y no sigas a nadie.

Apologética dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sakkarah dijo...

Me imagino que algo hice mal. Un beso.

El lobo estepario dijo...

Sakkarah Un beso aquí y ahora.